Reseña de Cine de “Constantine”: no confíes en Dios

Reseña de Cine de “Constantine”: no confíes en Dios

Cuando fui a ver Constantine al cine (en el tiempo en que los dinosaurios caminaban por la tierra), la crítica la había hecho pedazos. Nadie daba un peso por ella y la dejaban a la altura del betún. Por eso me pregunto por qué fui a verla. ¿Sería curiosidad? ¿Acaso mi masoquista interno?. La cuestión es que fui, pero preparado para una gran decepción.

¿Cuáles era sus errores garrafales según la crítica? Apoyarse en el efecto especial y la espectacularidad para relatar historias de posesión. Apartarse del sendero del “exorcista” y meter cuco con cosas asquerosas, desagradables y no con psicología.

En parte tenían razón. La película no buscaba ser un referente ni un testamento sobre cómo debe ser una película de terror/miedo/acción. Pero estaba muy lejos de ser la basura que se decía en la época.

Creo que el gran problema de los críticos es que no ven las películas por lo que son: en este caso, una cosa para pasar el rato sin más. Pero también creo que había (hay) un gran miedo inconsciente ante el planteamiento del film. Sí, es excesivo. Sí, los personajes son acartonados. Sí, es ridículo que el exorcista tenga una escopeta con forma de cruz. Pero, y ahí está lo delicioso de la historia, cuestiona el orden divino. A efectos prácticos, durante casi el 100% de la película Dios está ausente y es un maldito bastardo (por presindencia).

Y es el diablo el que arregla el pastel.

Me imagino que no dejaba de ser algo provocativo para los fieles, o quienes tienen grabado profundamente el dogmatismo cristiano. Y esa, intuyo, es una de las razones de tan pésima crítica. Lo que es yo, la recomiendo totalmente. No es cine arte, pero está muy lejos de ser una basura intragable.

Constantine Book Cover Constantine

John Constantine ha estado en el infierno y ha vuelto.

Nacido con un don que no deseaba, la capacidad de reconocer claramente a los ángeles y a los demonios híbridos que andan por la tierra bajo un aspecto humano, Constantine (KEANU REEVES) se vio empujado a quitarse su propia vida para escapar de la atormentadora claridad de su visión. Pero fracasó. Resucitado en contra de su voluntad, se encontró de nuevo en el mundo de los vivos. Ahora, marcado por su intento de suicidio con una esperanza de vida temporal, patrulla la frontera terrenal entre el cielo y el infierno, esperando en vano ganarse el camino a la salvación enviando a los esbirros del diablo de vuelta a las profundidades.

Pero Constantine no es ningún santo. Desilusionado por el mundo que le rodea y enfrentado con el del más allá, es un héroe amargado que bebe en exceso, lleva una vida dura y desprecia la sola idea de heroísmo. Constantine luchará para salvar tu alma pero no quiere tu admiración ni tu agradecimiento - y por supuesto no quiere tu simpatía.

Todo lo que quiere es un aplazamiento.

Cuando una desesperada pero escéptica detective de policía (RACHEL WEISZ como Angela Dodson) consigue su ayuda para resolver la misteriosa muerte de su querida hermana gemela (también interpretada por Weisz), su investigación les lleva a través del mundo de demonios y ángeles que subyace justo bajo el paisaje de la actual ciudad de Los Angeles. Atrapados en una catastrófica serie de acontecimientos sobrenaturales, los dos se encuentran inextricablemente involucrados y tratan de encontrar su propia paz a cualquier precio.

Add Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: