Skip to main content

Denso, lento, invernal: reseña de “La mano Izquierda de la Oscuridad”

Un clásico de Le Guin, que me chocó. Y no por su premisa (un mundo helado poblado por seres humanos hermafroditas), sino por la misoginia que exuda el protagonista (aun mas chocante cuando el autor es una mujer).

Quizás es la sensibilidad actual, donde menospreciar las características femeninas o verlas desde un prisma negativo es casi tabú. Pero no es raro, si tomamos en cuenta que en la misma época una autora como Anne McCaffrey, en su libro “El vuelo del dragón”, muestra al personaje femenino como alguien veleidoso, poco confiable, sumiso y a las órdenes de su “hombre”. Pareciera ser, quizás, una visión común en la época de la cual las autoras no pudieron sustraerse.

Soy consciente que no es justo juzgar el libro con los ojos actuales, pero es algo que me estuvo molestando durante toda la lectura.

Si omitimos este tema, mas que ciencia ficción, es una aventura de “hombre contra la naturaleza”, forzada por un componente político. Y esa parte está bien hecha. La secuencia del viaje por el norte está muy bien lograda y es casi la mitad del libro.

¿Lo recomiendo? Es un clásico, y sólo por eso merece leerlo.

¿Me gustó? No mucho. Creo que se nota la edad. Las ideas no son tan radicales como lo deben haber sido en su momento, y la Le Guin peca de relatar en forma confusa, seca y reiterativa. Y sin embargo, tiene algunas observaciones y especulaciones en el plano metafísico que encontré hermosas.

En suma, un libro que esconde su complejidad en una aventura, pero que resiente el paso del tiempo.

La mano izquierda de la oscuridad Book Cover La mano izquierda de la oscuridad
Hainish Cycle #6
Ursula K. Le Guin
Ciencia Ficción, Fantasía
Minotaruo
Marzo 2000 (primera edición 1969)
tapa blanda
302

**La Mano Izquierda de la Oscuridad es un análisis acerca de nuestra identidad sexual y nuestros tabús, mediante la presentación de la raza nativa de Invierno, una sociedad alienígena que alterna su sexualidad de forma periódica.**

«Escribiré mi informe como si contara una historia, pues me enseñaron siendo niño que la verdad nace de la imaginación.»

Así comienza su relato Genly Ai, enviado al planeta Gueden, también llamado Invierno por su gélido clima, con el propósito de contactar con sus habitantes y proponerles unirse a la liga de planetas conocida como el Ecumen. Los guedenianos tienen una particularidad que los hace únicos: son hermafroditas, y adoptan uno u otro sexo exclusivamente en la época de celo, denominada kémmer.

En Invierno, Ai conoce a Estraven, un alto cargo que le mostrará cuán diferente puede llegar a ser una sociedad donde no existe una diferenciación sexual.

Deja un comentario